Jimmy Butler, entre los 4 expulsados tras la batalla campal entre Miami Heat y New Orleans Pelicans

NBA
sábado, 24 febrero 2024 en 22:26
jimmy butler heat imago1037134392h
La noche del viernes en el American Airlines Arena de Miami no fue una típica velada de baloncesto. El enfrentamiento entre los Miami Heat y los New Orleans Pelicans estuvo marcado por una intensa pelea en el último cuarto del juego, que resultó en la expulsión de cuatro jugadores, incluido el destacado Jimmy Butler de los Heat.
La tensión alcanzó su punto máximo cuando faltaban 11 minutos y 19 segundos para el final del partido, con los Heat liderando 84-81 sobre los Pelicans. Todo comenzó cuando Zion Williamson de los Pelicans robó el balón a Butler y Kevin Love de los Heat intentó detener a Williamson para evitar una canasta fácil.
Las cosas se pusieron calientes cuando se marcó una falta contra Love, lo que provocó que Williamson cayera al suelo y Naji Marshall de los Pelicans expresara su descontento con la decisión del árbitro. Esta situación desencadenó una serie de eventos que culminaron en una pelea en la cancha.
Butler defendió su acción, argumentando que estaba tratando de apartar a Marshall de Love cuando puso una mano en el cuello de este último, negando así cualquier intención de agresión. Sin embargo, tanto Butler como Marshall fueron expulsados del partido, junto con Thomas Bryant de los Heat y José Alvarado de los Pelicans.
La tensión se trasladó incluso a las gradas, donde un aficionado lanzó objetos a los jugadores de Miami, lo que resultó en su expulsión del estadio por parte del personal de seguridad. Este incidente, sumado a la pelea en la cancha, subraya la intensidad y la pasión que rodearon el encuentro.
Al final del partido, jugadores y entrenadores compartieron sus opiniones sobre el incidente. Erik Spoelstra, entrenador de los Heat, reconoció que la intensidad mostrada durante la pelea es parte del juego, aunque admitió que a veces puede desbordarse. Por su parte, Butler dejó entrever que la intensidad del partido podría trasladarse al próximo enfrentamiento entre ambos equipos en Miami el 22 de marzo, mostrando confianza en la superioridad de los Heat.
En cuanto a las posibles sanciones de la NBA, Spoelstra indicó que sería decisión de la liga, pero reiteró que la intensidad en la cancha es lo que los aficionados y competidores desean ver.