Nikola Jokic celebra su MVP aplastando a los Minnesota Timberwolves y los Denver Nuggets toman la delantera en la serie 3-2

NBA
miércoles, 15 mayo 2024 en 7:16
nikola jokic imago1037943675h
Con una atmósfera imponente en la altura de Denver, el público local se dió el gusto de celebrar la obtención de 3er MVP de su jugador estrella, Nikola Jokic, a la vez que vieron como sus Nuggets derrotaron con solvencia a los Minnesota Timberwolves. El Joker se despachó con 40 puntos para darle la victoria a los Nuggets 112-97 y ponerse match-point en la serie.
Los Nuggets llegaban al juego 5 de ésta apasionante serie enrachados, luego de haber conseguido 2 triunfos consecutivos a domicilio que les posibilitaron igualar la serie en 2 juegos por lado, y recuperar la ventaja de localía que habían perdido tras un comienzo de serie aplastante por parte de los Timberwolves.
Minnesota buscaba volver a la senda del triunfo, y retomar todo aquello que los había llevado a poner a los campeones defensores en una situación muy delicada. Los Wolves echaron de menos a su base titular, Mike Conley, quien debió ver el encuentro desde el banquillo a causa de una inflamación en el tendón de Aquiles. El equipo de Chris Finch no supo cómo desentramar la telaraña que le tejió la defensa de Denver, encontrándose con muchas dificultades para anotar.
El Joker jugó un partido perfecto, castigando a la mejor defensiva de la NBA posesión tras posesión. El serbio recibió su tercer MVP en una mini ceremonia previa al duelo y parece que ésa motivación extra le cayó espectacular, finalizando con 40 puntos, 13 asistencias y 7 rebotes. Aaron Gordon se ha convertido en un factor fundamental en la serie, aportando hoy 18 puntos y 10 rebotes. Jamal Murray estuvo apagado en ataque, anotando apenas 16 puntos.
Por el lado de Minnesota, Karl-Anthony Towns fue el lider anotador con 23 puntos. Anthony Edwards no tuvo una buena noche, anotando 18 puntos. Los Timberwolves necesitarán más de él si quieren sobrevivir frente a los vigentes campeones.
El próximo jueves, Jokic y compañía buscarán cerrar la serie y dejar en el camino a un equipo de Minnesota que ha jugado un excelente baloncesto pero que se ha topado con uno de los mejores equipos de los últimos años que tiene entre sus filas al mejor jugador del mundo en la actualidad.