Intercambio estratégico: ¿Cómo afecta a Chicago y a OKC el intercambio de Josh Giddey por Alex Caruso?

NBA
sábado, 22 junio 2024 en 3:34
josh giddey mike muscala okc imago1007735864h
En el día de ayer los Chicago Bulls y los Oklahoma City Thunder han realizado el primer traspaso de una temporada baja que se espera tendrá mucho movimiento. OKC recibe a Alex Caruso y envía a Josh Giddey a Chicago Bulls. ¿Quién salió ganando de éste intercambio?
El mercado de traspasos ha comenzado con un movimiento que ha sorprendido a todos. La llegada de Alex Caruso al Thunder es un paso muy importante de una franquicia que ya ha comprobado que puede competir en alto nivel.
Los Bulls reciben a Giddey, que viene de un flojo cierre de temporada con OKC pero que ha demostrado que talento le sobra y tiene un futuro muy prometedor por delante.
¿Qué significa para OKC la incorporación de Alex Caruso?
Sencillamente lo que OKC necesitaba. Caruso eleva el nivel de la defensiva perimetral del Thunder, algo que seguramente les habría venido muy bien para ayudar a Lu Dort y lograr contener mejor a Doncic y a Kyrie Irving en la batalla de la segunda ronda de los playoffs.
Además, OKC suma a un jugador que sabe lo que es ser campeón, ya que Caruso fue una pieza muy importante en aquellos Lakers que ganaron el anillo en la burbuja en 2020.
En ataque, el ex-Lakers se ha afianzado como un peligroso francotirador, tirando para un 40,8% en triples promediando casi 6 intentos por partido.
La alineación titular del Thunder para el próximo año mete miedo, y estamos hablando del equipo que terminó en el primer lugar de la conferencia oeste en la temporada que acaba de finalizar.
¿Cómo cambia el panorama de los Bulls con la llegada de Giddey?
Chicago consigue un joven base que le viene de maravilla ante la prolongada ausencia de Lonzo Ball, quien no se sabe cuando estará de vuelta en cancha. Giddey es un pasador elite y empuja el ritmo del juego, características que encajan bien con el estilo de los Bulls cuando Ball estuvo saludable.
A pesar de la mala serie que tuvo contra los Mavericks, Josh Giddey tiene tan sólo 21 años de edad, y ha demostrado que tiene muchas condiciones. Si logra mejorar sus tiros a distancia se convertiría en base que podría incluso pelear la titularidad con Lonzo.
Físicamente, el australiano aporta mucha altura al equipo. Sus 2,03 metros son de gran ayuda a la hora de bajar rebotes y con el entrenamiento adecuado, podría ser una presencia imponente para defender en el perímetro.
En resumen, ambos equipos obtienen jugadores que se ajustan mejor a sus necesidades actuales, lo que convierte a este intercambio en una operación beneficiosa para todas las partes.

Tweet not found

The embedded tweet could not be found…

Recién Llegado

Últimos Comentarios