Los Boston Celtics llegan a la final como máximos candidatos pero sin haber sido puestos a prueba

NBA
miércoles, 29 mayo 2024 en 2:42
jayson tatum celtics imago1022681895h
Boston Celtics cerró su serie de finales de conferencia ayer frente a unos disminuídos Indiana Pacers con una contundente barrida 4-0. La mala suerte cayó del lado de todos los rivales que los Celtics enfrentaron en éstos playoffs, facilitando su avance a la final. Si bien el equipo era considerado por todos como el mejor del este, ¿Puede perjudicarlos el hecho de no haber enfrentado mucha resistencia en su camino?
Seguramente si le preguntamos a cualquier fan de Boston, nos dirá que quería llegar a la final, y además que firmaba llegar en éstas condiciones. El equipo sólo ha tenido que lamentar la baja de su pívot estelar, Kristaps Porzingis, quien no juega desde el enfrentamiento de primera ronda contra Miami Heat.
Boston ha hecho todo lo que tenía que hacer para estar en donde está. Los Celtics dominaron la liga en la temporada regular, finalizando con el mejor récord de los 30 equipos. A partir de allí, les tocó cruzarse con un equipo de Miami que perdió a su as de espadas, Jimmy Butler, en el encuentro clasificatorio de play-in disputado por el Heat y los 76ers. Además, Terry Rozier tampoco pudo ser parte.
El equipo de Joe Mazzulla dejó escapar un juego de dicha serie pero no tuvo mayores incovenientes para completar la "barrida de caballeros" 4-1 luego de ese tropezón.
Los Cleveland Cavaliers llegaron averiados al choque de segunda ronda contra Boston. La rodilla de Donovan Mitchell dijo basta luego del juego 2, Jarrett Allen no pudo jugar por una lesión en su espalda y nuevamente, a pesar de que los Celtics dejaron escapar uno de los juegos, no enfrentaron ningún peligro, redondeado finalmente otro 4-1.
Frente a Indiana finalmente se tuvieron que exigir un poco más. Boston estuvo cerca de perder 3 de los 4 encuentros disputados frente a Pacers, pero su jerarquía fue mayor y barrieron a su rival sin atenuantes. Tyrese Haliburton tampoco pudo disputar los 2 juegos finales contra Celtics.
Boston entonces consigue llegar a la gran final habiendo perdido a una pieza clave como Porzingis, pero que posiblemente esté de regreso gracias a la enorme cantidad de días de descanso que la franquicia tiene por delante.
Nadie esperaba que Boston cayera antes de las finales de conferencia previo a éstos playoffs, todos esperaban que los Celtics dominaran. Y lo han hecho, aún perdiendo a su pívot titular. Jayson Tatum y Jaylen Brown han jugado muy bien, han crecido en la toma de decisiones y el equipo parece haber alcanzado su madurez.
No han sido puestos a prueba verdaderamente, pero podemos estar seguros de que no lo necesitan. Boston viene jugando finales de conferencia desde 2017. A excepción de 2019 y de 2021, los Celtics jugaron todas las finales de conferencia este. El núcleo de jugadores, aunque jóvenes, ya han pasado por todo. El valor de esa gran cantidad de experiencias es lo que hoy separa a Celtics del resto, son un equipo que está listo para ganar.